Dentro de la escena de hardcore/emo mexicano, se ha estado gestando una nueva fuerza destructiva, esperando el momento perfecto para explotar. El momento ha llegado con Lleno de Hienas, el álbum debut de Satón.

Conformada por ex-miembros de bandas bien consolidadas en la escena hardcore/emo nacional, Satón ha demostrado ser una nueva forma de renacer para sus integrantes, quienes aprovechan su experiencia para construir sobre algunos sonidos que caracterizan a sus bandas anteriores, con un enfoque inspiracional mucho más marcado.

Muy fresquitos de su tour por Colombia, tuvimos la oportunidad de platicar con este joven proyecto para conocer a fondo todo lo que transcurre detrás de Satón y su experiencia catártica.

Lleno de Hienas es un nuevo comienzo para ustedes. ¿Cómo iniciaron las composiciones del álbum?

Gabo: comenzaron con la necesidad de explayarme, de sacar mucha “frustración”, inconformidad y enojo. Antes de poder aterrizarlo, tuve la oportunidad de hacer pequeños tours con diferentes bandas y por azares del destino, el único común denominador de estos tours era que Emilio siempre estaba presente; siempre compartía escenario con Derriben Al Rey, su banda.

Fue como esas ocasiones donde el amor de tu vida ha estado siempre enfrente de ti, jajaja. Tu mejor amigx es tu pareja ideal, jajaja.

Así fue que un día, de estar platicando de la vida, la música y nuestra necesidad personal e individual de hacer algo más, surgió lo obvio “¿por qué no hacemos algo juntos, güey?”

Emilio: Gabo y yo comenzamos a componer sin ningún “género” en mente; de una manera muy fluida hicimos la composición de Lleno de Hienas, en febrero llegamos a Vesubio 34 (estudio de grabación de  Miguel Fraino, de Cardiel).

Utilizan mucho la expresión “catarsis” para referirse a su música. Para ustedes, ¿qué es una experiencia catártica?

E: Es una “expresión artística”; de alguna manera nos gusta pensar que en la tensión de nuestro set, logramos liberar o eliminar todo el mierdero atorado.

G: Justamente es el poder plasmar determinados sentimientos que solo a través de la música, en nuestro caso, sabemos y podemos externar y proyectar mientras ejecutamos.

El poder revivir sensaciones, ver cómo al sacarlo mientras tocamos, la gente lo acepta, lo toma, lo regresa a nosotros y lo hacemos de nuestro de una nueva manera. Una nueva experiencia.

Llama mucho la atención su concepto visual. ¿Por qué decidieron dejar a un lado la imagen de los integrantes?

G: Honestamente yo me vi muy inspirado en una banda con la que tuve la oportunidad de tourear, mientras tocaba con otros individuos, se llaman Birds In Row. Al platicar y compartir con ellos, me gustó mucho la filosofía que tienen alrededor de su arte. Me llamó mucho la atención que querían que la música hablara, no que la gente necesariamente se enfocara en quiénes eran ellos (visualmente), si no que pusieran más atención en el mensaje.

En el caso de Satón, y más viniendo de proyectos que previamente habían tenido ciertos logros o causado un determinado “impacto”, no quería que se relacionara a los individuos con la música; que la música estuviera antes que una “personalidad”, una imagen.

¿Cuál fue la idea detrás del video para Colores Muertos?

G: Yo diría que estuvo algo improvisado. Teníamos una idea en un principio, pero justo el día en el que íbamos a grabar, el (en ese entonces) bajista decidió no aparecer.

Ya que la idea dependía de los tres individuos que formábamos Satón, tuvimos que modificarla. Básicamente fue comenzar a soltar ideas y clavarnos en el efecto que hacían y creaban ciertas acciones dentro del agua y en específico en una pecera.

Creo que el impacto real del video está en la edición y el gran trabajo que realizó Daniel (el ahora bajista de Satón y editor/director del video) al dirigirlo.

Daniel: Trata de un proceso catártico en sí mismo, donde la piedra, que en un principio se encuentra inerte en un espacio oscuro (nuestro interior) es animada por una mano luminosa que, entre otras cosas, representa claridad; la energía positiva que nos impulsa a seguir adelante. Por otro lado, la mano oscura detiene a la piedra (esta es la ceguera, las dudas y el miedo, etc.) Ambas manos son energías contrarias que al luchar entre sí liberan un sin fin de emociones que se encontraban aprisionadas en esa vieja y amorfa piedra (una especie de metáfora de la caja de pandora). Estas emociones tienen su propia voz y van tomando forma mientras las dos manos luchan entre sí. Al final, aquella piedra en bruto, gastada y marchita se convierte en un cubo de cristal pulido y brillante que gesta en su interior un alma renovada.

¿Cómo definirían el show en vivo de Satón?

E: Supongo que tratamos de hacerlo intenso y personal. La intención siempre será conectar con quien se deje llevar.

G: ¿Íntimo? Jaja, no sé. Es muy difícil decirlo estando en la banda. Definitivamente es algo personal e introspectivo para nosotros el estar en el escenario. Insisto, es este proceso catártico por el que pasamos al ejecutar nuestra música que hace de nuestro show algo “oscuro”, ¿tal vez?

D: Como todo un viaje; intenso, duro, pero con mucha alma.

¿Qué tal resultó todo en su gira por Colombia? ¿Cómo los recibió el público?

G: ¡Íncreíble! Somos muy afortunados de haber tenido la oportunidad de ir de tour previamente a Colombia con los proyectos en los que tocábamos. Hicimos muy buenos amigos y el recibimiento siempre es muy cálido.

Personalmente quedé sorprendido de ver tanta gente con ganas de vernos tocar y abiertos a nuestra propuesta. Aparte, siempre es un deleite compartir escenario con gente tan talentosa como la de Colombia. Ansío el día en el que regresemos. Fue muy rápido todo y cansado. Se fue volando. Para la próxima, nos quedaremos definitivamente a convivir más con los “parceros” de allá.

E: Salió todo muy bien. Vientre y La Desaparición del Miedo se encargaron de conectarnos por allá; la sorpresa fue que la gente se entregó, algunos ya conocían los singles que habíamos lanzado y algunos otros nos siguen desde proyectos de donde solíamos tocar. Colombia indudablemente era el primer país que queríamos visitar como banda.

¿Cuál es el plan a futuro para la banda?

G: Seguir haciendo catársis, jajaja, así debió llamarse el disco, ¿no? ¡Nah! Muy pretencioso. Supongo que es la palabra que ahorita tenemos más presente, jajaja.

Pues seguir en el camino, seguir empujando, firmes. No adelantarnos a nada. Tratar de dar los pasos más firmes que podamos dar. Seguir tocando y componiendo. Demostrarnos de qué estamos hechos y por qué seguimos en este camino.

D: Personalmente me gustaría componer mucho y viajar; llevar nuestra música a donde más se pueda. Ir al extranjero, por qué no.

E: Queremos tocar más y hacer más música. Tenemos 9 meses que lanzamos Satón y el panorama es bueno; la sintonía entre nosotros es grandiosa. Las cosas sucederán en su momento, aprovecharemos las oportunidades y estaremos sin freno de mano.

Facebook | Instagram