Fue el pasado 28 de noviembre cuando Roger Waters regresó a México como parte de su gira Us + Them, donde vino a promocionar su reciente disco Is This the Life We Really Want?. Ofreciendo un concierto de calidad, profundidad y total admiración hacia él y su música.

Fácilmente podemos decir que fue un concierto perfecto, ya que desde inició a fin todo el contexto fue cuidado al máximo. Roger Waters es influencia, es admiración, es asombro, es magia.  Comenzamos la noche con “Speak To Me”, “One Of These Days”, enseguida de “Time”, donde la pantalla nos hipnotizaba con un viaje entre relojes y manecillas.

No solo fue un concierto, el músico mostró su solidaridad de protesta hacia nuestro país con mensajes, anuncios e imágenes. Su rostro mostraba gratitud, entusiasmo y honestidad. Entre la primera parte del concierto seguimos escuchando exitosos temas de su carrera y de Pink Floyd como lo son: “The Great Gig in the Sky”, “Welcome to the Machine”, “Picture Thant”, por mencionar algunos.

Tuvimos muchos escenarios de sentimientos encontrados durante su primera fecha de tres en la CDMX, un ejemplo de esto fue cuanto interpretó “Wish You Were Here”, tema que desde sus primeros acordes conmovió totalmente las almas de más de 14,500 personas que se encontraban en el Palacio de los Deportes.

La parte visual del show no dejaba de sorprendernos ya que cada canción se acompañaba de una historia en las pantallas que nos hacía reflexionar, sentir y volver a creer. Y fue así cuando llegamos a “Another Birck in the Wall”, donde se dejo acompañar por músicos, coristas y músicos.

Para esta altura ya habíamos llegado a la mitad del show, arrancamos la segunda parte con “Dogs”, “Pigs”, “Money”, y para esta altura del show la pista del recinto se acompaño de una manta que proyectaba visuales. Los cuales daban una vista espectacular en todo el Palacio y un pig volando al rededor con la frase “Stay Human”.

No solo fue un concierto junto a Roger Waters, fue una noche de protesta, de sociedad y de cultura mexicana. Él nos transmitió resistencia, fuerza y libertad. Durante el show aparecían frases que decían: “Resist war with anyone who is not attacking you”.

Con un sorprendente escenario, Roger Waters nos regaló, el que para muchos será nuestro mejor concierto del 2018.

 

Foto: CÉSAR VICUÑA