Bruce Dickinson interviene en conflicto entre el equipo de seguridad y un fan, durante un concierto de Iron Maiden

Durante un reciente concierto que Iron Maiden brindó en Washington, Estados Unidos, como parte de su gira «Legacy of the Beast Borld Tour», sucedió un fuerte conflicto entre un fan y aproximadamente 10 miembros que formaban parte del equipo de seguridad del recinto. La banda interpretaba su popular tema «Sign of the cross», cuando de repente un empezaron las agresiones físicas hacia el fanático.

Bruce Dickinson no tardó en percatarse de este suceso y se acercó con una cruz luminosa para poder observar que es lo que estaba pasando. Posteriormente Dickinson se expresó a su público de la siguiente forma:

«Tenemos un seguidor de Iron Maiden herido entre bastidores, vi a un guardia de seguridad inclinarse sobre la barrera y golpear a un chico de la mitad de su tamaño en la cara cuatro veces. Había diez personas ¡Diez personas! Estas no son las jodidas artes marciales mixtas. Si fueran las artes marciales mixtas, tendrías un árbitro, ya sabes. Esto no es eso».

«Es la primera vez que sucede algo así. No sé si esto es habitual en este recinto, no sé si es un acto de locura y espero que el chico esté recibiendo tratamiento en el hospital ahora porque está sangrando por heridas en la cabeza. Espero que ese chico demande al recinto. Y si alguien tiene alguna grabación, estaríamos encantados de ayudarle a encontrar a esos matones». «No es necesario hacer esto, no es algo grande, no es inteligente. Simplemente se llama abuso, es tan simple como eso».

El siguiente video se puede observar como el miembro de seguridad agrade al fan, aproximadamente al minuto 3:10:

Es algo lamentable que este tipo de cosas suceda en los conciertos, principalmente cuando alguien acude con la intención de divertirse y poder escuchar a su banda favorita, el hecho de que Bruce haya interferido y tomado cartas en el asunto es algo admirable.

Iron Maiden brindara 3 presentaciones en nuestro país a finales de este mes, donde claramente se espera que no suceda nada similar a lo que se vivio en Washington y que la banda brille en su tan esperado regreso a México.