“Siempre es una buena señal cuando se queja y es miserable” compartió Sharon Osbourne

Cuando el mundo llegue a su fin, sólo las cucarachas, Keith Richards y Ozzy Orbourne sobrevivirán. Al parecer, estos tres seres vivos están destinados a la vida eterna.

Hace unas horas, la esposa de Ozzy , Sharon, dio una actualización sobre el estado de salud de su pareja de décadas después de una serie de complicaciones que lo mantuvieron en situación crítica por una gran cantidad de días.

“Bueno, si esto deja ver en dónde se encuentra, se está quejando mucho y ya regresó a su rutina matutina, así que todo está bien por aquí. Eso siempre es una buena señal, cuando se queja y es miserable, es entonces cuando sabes que todo está bien.”

Y si queda alguna duda por las declaraciones de Sharon (todos sabemos que ser la pareja de Ozzy no es fácil) su hijo Jack también comentó sobre la salud de su padre: “La realidad es que es cuando está feliz y en movimiento que pensamos ‘Hay algo muy mal aquí, llama al doctor’”.

El mismo príncipe de las tinieblas ha hecho comentarios sobre su salud, en una entrevista con Metal Hammer comentó: “Cuando intenté estar sobrio por primera vez pensé ‘¡soy mejor de lo que solía ser!’ pero eso era porque solía estar tirado en algún piso de un baño cubierto en orina, solamente estaba harto de mi mismo.”

La leyenda del metal también comentó que siempre pensó que iba a morir joven debido a sus adicciones y alocado estilo de vida: “si hace cuarenta años me hubieras preguntado hasta cuándo creía que viviría, te hubiera dicho que a los 40 iba a estar muerto. He corrido con mucha suerte a lo largo de mi camino”.

Además de las locuras que pueden suceder en gira, entre las que cuentan el inhalar hormigas, perder en un duelo de cocaína ante David Lee Roth y estar perdido en la mitad de Estados Unidos debido a el consumo del polvo blanco, Ozzy contó que fuera de la rutina musical tambén ha estado cerca de la muerte: “me he caído de ventanas y elevadores, me rompí el cuello en una cuatrimoto, una vez morí dos veces antes de llegar al hospital… ¡puede que no sea posible hundirme!.

Al parecer, tendremos a Ozzy por un ratito más, nunca se sabe cuánto, pero siempre es una alegría que artistas con su honestidad y vibra sigan activos en la industria.