Foto: Berenice Giles

Miguel Barros, más conocido como Pional es un multi-instrumentalista, productor y DJ español. El año pasado estuvo presente en el Festival Trópico y su show fue uno de los más reseñados. Está de vuelta en México y se presentará en la capital en el club Versalles 64. Lee a continuación una entrevista:

 
Pional es uno de los músicos que mejor dignifica la escena house y cuya sensibilidad sonora y gusto como selector o creador están fuera de toda duda

Hola ¿Qué tal? ¿Cuándo llegaste a México? ¿Cómo te fue en Brasil?

En Brasil estuve dos días que fue justo hace una semana, estuve en dos ciudades en Campinas e Itajai  los dos sitios fueron espectaculares. Uno de ellos fue un lugar donde me moría de ganas de tocar, donde nunca había tocado que se llama ‘Warung’ que es uno de los mejores clubs de América. Y luego de allá a Colombia entonces ha sido un viaje bastante duro en cuanto a aviones pero me fue muy bien. Ya llevo aquí dos días, casi tres días.

En septiembre empezaste este mini-tour en Brasil para luego venir a México y dar un brinco de nuevo a Europa a Londres, Barcelona, París y Amsterdam ¿Por qué estas ciudades?

Cuando vengo a América realmente es como comprimir todo en el menor tiempo posible la mayor cantidad de sitios a tocar, comprimir el tiempo. Pero lo bueno de Europa es que las distancias son más cortas, hay más lugares en tan corta distancia. La distancia que hay de Ciudad de México a Tijuana equivale de ir de Madrid a Estocolmo y atraviesas muchos países. Entonces todas las distancias en Europa son cortas. Entonces yo los fines de semana en Europa viajo u viajo. Todas las ciudades tienen clubs y siempre hay gente que quiere salir en la noche, entonces es lo cool.

¿Qué veremos de nuevo en tu show en Versalles 64 en comparación con Trópico del año pasado?

Pues, al ser un DJ Set esa pregunta es complicada, si fuera un concierto o un show es más fácil de explicar porque dices “voy a presentar o tocar en vivo ciertas canciones” que al ser un DJ Set, la gran diferencia es que no es lo mismo estar tocando en una fiesta o en la playa, quizá el baile es más divertido o más colorido y a la mejor el hecho de estar tocando en un club es diferente, también el punto de improvisar me gusta. Diferente va a ser porque Trópico fue una playa y aquí es un club en la gran ciudad.

Foto: Berenice Giles

¿Podrías escoger entre tener shows íntimos o ser parte de un festival? ¿Qué te gusta más?

Ambas cosas me gustan mucho, pero si puedo escoger, escojo club.  Es más familiar y más chico, me gustan las cosas más familiares, que hay gente en tu alrededor. Un festival es un poco más frío, más distante, estás en un escenario y la gente está alejada de ti, entonces la conexión es más fría.

¿En qué festivales te gustaría tocar?

En Méxio hay muchos festivales, bueno, tampoco conozco muchos, pero hay varios donde no he tocado, Mutek o Corona que son festivales grandes donde no he estado, y me encantaría, eso en México. En el mundo hay demasiados que es complicado, pero no sé, me encantaría volver a Coachella, estar en el Lollapalloza, en vez de hacer un DJ Set estar con una banda no sé, que no existe pero si tuviera una banda a lo mejor se podría plantear en algún futuro. No sé, hay tantos festivales en el mundo, solamente en Holanda hay 200 festivales grandes, solo en Holanda. Entonces claro, escoger uno es difícil. Afortunadamente en la gran mayoría de los festivales que me gustan ya he estado.

Sabemos que colaboraste con Pixar o HBO, es decir para obras audiovisuales en el cine o la televisión ¿Qué pensarías que trabajar para ambientar videojuegos?

Me encantaría. Pero es algo que es muy complicado y requiere muchísima dedicación, y aún no ha llegado esa oportunidad. Si llegara tendría que planteármela. El problema es que eso requiere mucho tiempo y es una dedicación que tendría que paralizar un tiempo mi trabajo actual, y dejar de tocar y hacer tours. Lo que sí hago y hago mucho es música para campañas publicitarias, más de moda y de perfumes, los que ves en la televisión, mucho de eso lo he hecho yo. Eso no ocupa tanto tiempo como un videojuego o una película.

Si Pional o Alt Fenster no existiera ahora ¿A qué te hubiera gustado dedicarte?

Seguiría trabajando en post-producción de audiovisual para compañías o quizá una agencia publicitaria. Me dedicaría a lo que hacía antes, música para películas o series.

Cuando conociste a The xx empezaste siendo su telonero, más tarde remixeaste su sencillo “Chained” y ahora fuiste parte de su propio festival ‘Night + Day’ ¿Cómo te sientes con esta gran transición? ¿Ya podemos decir que son tus amigos?

Cuando estuve con ellos ya los conocía, pero evidentemente después de hacer un tour con ellos juntos al final hay una conexión muy especial, somos muy amigos. Ha sido mucho, de hecho hablamos bastante por el móvil, nos mandamos fotos, vídeos. Tengo un vídeo donde ellos están en el backstage de un concierto, creo en Nueva York, donde están escuchando una canción mía. Hay muy buena conexión, somos amigos.

¿De qué canción o artista que está sonando mucho te gustaría hacer un remix?

Ahora mismo no sabría decirte, hay muchos artistas de los que estoy esperando que saquen sus discos como por ejemplo Rihanna, que ya se está demorando, ya debió haber salido su álbum, estoy esperando, de seguro que hay una canción de Rihanna que me gustaría hacer un remix. No sabría decirte, ahora estoy más enfocado en componer con otros, ahora más que hacer remix me gustaría componer. Me ha pasado

¿Cómo se ve Pional en 5 años?

Me gustaría pensar que así, como estoy ahora me conformo. Soy feliz. Pero de aquí a 5 años me veo consolidando más mi proyecto como Pional, sacando más música, mi álbum. Si hubiera una cosa significativa sería como consolidar mi carrera como compositor de otros artistas. Que ya está sucediendo, este año y me gustaría que eso no parara. Me gustaría que siguiera. Me gustaría verme trabajando con músicos que admiro y poder compartir con ellos estudio.

¿Algo que tengas que agregar?

Que tengo muchas ganas de empezar hoy, mañana y pasado a tocar en México. Hoy en la ciudad, mañana en Ensenada, Baja California y pasado en Monterrey. Me da mucha pena porque me gustaría tener más tiempo libre para hacer más turismo pero ya se ha acabado lo bueno, ahora empieza lo otro bueno pero es diferente.