Curiosamente Panic! At the Disco a pasado por varios cambios en su alineación con Brandon Urie al mando de este, su sonido a tenido una evolución y cambios durante los últimos años con lo que sus fans no han estado muy satisfechos del todo, con sonidos más comerciales.

Atrás quedaron  aquellos tiempos en donde las chicos cantaban sin parar haven´t you ever heard of closing of goddamn door?, los tiempos se tratan de no añorar demasiado y disfrutar y analizar el nuevo sonido que las agrupaciones presentan en la actualidad. Es por ello que el grupo estrenó hoy su sexto álbum de estudio titulado Pray For The Wicked.

Once tracks conforman esta nueva placa en donde “(Fuck a) Silver Lining” es la encargada de abrir este conjunto de canciones un tanto diferentes a lo anteriormente escuchado, con tintes bailables, caracterizada por ser una de las canciones más alegres y esperanzadora que Brandon ha escrito.

Hazlo por ti mismo…..

En sí Panic! At the Disco es Brandon Urie quién escribió  y tocó todos los temas a cargo; en donde se embarcó en una gran gira mundial con algunos músicos de apoyo a lo largo de poco más de 60 fechas por las que recorrerá Las Vegas, Tokyo, Sydney, Vancouver y por supuesto México para un presentación en el Corona Capital.

“Say Amen (Saturday Night)” habla del constante cambio al que se ha enfrentado el vocalista, especialmente durante los últimos cuatro años, con un muy buen balance en los coros de fondo que contrastan a la perfección con su voz. Al respecto en una entrevista para Billboard, Urie menciono meses antes de terminar el disco:

“Siempre estoy creando. Ya sea una letra o un beat, todos los días estoy haciendo algo. Nunca dejé de trabajar, así que me interesa la idea de hacer algo medio Frankenstein y ver si puedo juntar todo en una especie de rompecabezas para el próximo álbum. Voy a seguir componiendo hasta que eso pase. Parece que va bien por ahora. Hay un par de ideas que me gustan mucho.

Tras años de espera….

“Hey Look Ma, I Made it”  después de que 2016 fuera el año de Panic! At the Disco, lo cual ni ellos mismos se imaginaron, tras pasar por un par de años sin cosechar éxitos; llega esta canción en donde se hace referencia a los logros anteriores y planea consolidarse de una vez por todas con este material.

“High Hopes” la favorita de muchos fans, es un esperado regresó por los sus fieles seguidores quienes siempre están a la expectativa de algo nuevo; hace referencia a las grandes esperanzas de toda una vida, con tenues violines al fondo y una batería bastante equilibrada, implica reescribir la historia, los sueños y ¿ por qué, no?, la vida.

“Roaring 20s”  y ” Dancing´s Not a Crime” son temas que hacen el balance del todo disco, debido a que a Urie no le gusta mantener balances musicales muy bajos ni tampoco demasiado elevados, sintiéndose como un par de canciones más relajadas en forma de soundtrack para un viaje largo y contemplativo.

“One of the Drunks”  y  “The Overpass” son meras referencias a la fiesta en especial la primera, mensajes en tono relajado cuyo único propósito implica pasarla bien sin preocuparse de lo que pudiera suceder en un futuro, en donde el cantante se disculpa por su sentimentalidad especialmente por la de esa noche.

Acerca de su inspiración Brandon menciono:

“No me puedo sacar Black Beatles (de Rae Sremmurd) de la cabeza. Escuché bastante a Drake, Views es una locura; Controlla es genial, Child’s Play es un gran tema. Escucho muchas cosas que son bien distintas, porque hay algo intrigante en tratar de entender de dónde viene alguien, musicalmente hablando”.

“King of the Clouds” una clara distorsión comienza con palabras de Urie, quién muestra su parte experimentadora de sonidos en esta canción, quizá con el tema más comercial de esta producción, sonando por momentos trillado haciendo referencia a que sus esperanzas en las personas han terminado. Sin embargo “Old Fashioned” llega a contrastar esto, con una especie de rimas al comienzo de la canción jugando con ritmos y palabras que dan entrada a su particular y característico estilo.

Su piano nunca lo abandona…..

“Dying in LA” por supuesto que no podía faltar una canción con su querido piano de Brandon, algo más relajado después de diez canciones que sabe sobrellevar a la perfección y solamente los fans sabrán si es uno de sus más destacados trabajos o simplemente será algo de los muchos discos que nos siga dando este 2018 que pinta para grandes éxitos con apenas el primer semestre del año completado.

En general esta producción contiene letras y ritmos bastante propositivos con lo que definitivamente sus seguidores se identificaran si lo escuchan con determinación sabrán lo que el cantante quiso expresar y por supuesto es una probadita de lo que escucharemos en el próximo festival Corona Capital el próximo mes de noviembre.