Parece que Facebook quiere expandirse aun más a raíz de su leve caída de popularidad entre el público joven, su criticado papel de influencia sobre las sociedad más globalizadas del mundo y su relativo activismo en la última elección presidencial de Estados Unidos. Según el Financial Times, el proyecto con el que la red social busca regresar con fuerza a la conciencia colectiva se relaciona con la música que escuchas.

El artículo del periódico británico especifica que Facebook firmó acuerdos de licencia con discográficas de renombre como Universal Music Group y Sony Publishing, quienes permitirán a los usuarios publicar videos en los que se utilice la música de su catálogo, por ejemplo, en versiones acústicas o como ambientación de fondo, entre otras cosas.

Los aspectos precisos de los que se considerará admisible o restringido no son bien detallados, pero lo que se sabe es que el beneficio se verá en que los usuarios dejarán de recibir los mensajes de eliminación de contenido mientras que las compañías discográficas percibirán una ganancia extra ya que Facebook se encargará de pagar las regalías del material en cuestión.