Sin duda dentro de la historia de la música siempre se dará la controversia del plagio; debido a que cada mes salen miles de canciones nuevas tomando fragmentos de algunos éxitos del pasado y algunas solo disfrazando la melodía con pequeños cambios que a final de cuentas representan lo mismo.

Muy pocas veces los autores aceptan este tipo de plagio y muy pocos piden el permiso antes de hacerlo, sin embargo son decenas de casos los que han tenido que parar en la corte teniendo multas récord dentro de la historia de la música.

Michael Jackson – Wanna Be Startin Somethin´

Esta canción es quizá la que más polémica dentro de la carrera de Michael Jackson, debido a que la noticia fue dada a conocer durante el debut del disco Thriller durante los años maravillosos del cantante. Todo comenzó cuando Manu Dibango se dio cuenta de las similitudes de la canción “Wanna Be Startin Somethin´” con su creación “Soul Makossa” y decidió demandar por plagio por la cantidad de un millón de francos, ganando la demanda.

Por fortuna esto no afecto la reputación de Michael ni mucho menos las ventas del disco Thriller, posicionándose dentro de los mejores vendidos en la industria de la música con más de 30 millones de discos vendidos hasta la fecha y contando, recordando que también es uno de los que la mayoría de las pistas se convirtió en éxitos.

Oasis – Step Out

 

Sin duda Oasis siempre han tenido un gran ego entorno a su música y proyectos alternos, pero durante la era de (What´s  the Story) Morning Glory no pudieron evitar un gran parecido con “Uptight” de Stevie Wonder.

La canción se torna similar principalmente en la melodía solamente que con un estilo inglés más moderno, demandando a los chicos de Oasis y ganando una jugosa demanda, en donde esta vez todos le dieron la razón a Stevie.

Los miembros de la banda británica nunca quisieron dar una declaración con los detalles al respecto con el monto exacto y cosas en cuestión; debido a que su ego y música se puso en juego durante esa época.

Michael Bolton – Love Is A Wonderful Thing

Si alguien no se molesto en ni siquiera cambiarle el nombre a la canción fue Michael Bolton, quién decidió tomar la canción tal y como estaba inclusive con el titulo. Su descaro llego a tal grado de hacer esa canción sencillo pensando que la canción de los legendario Isley Brothers ya estaba en el olvido.

Los medios  y fans rápidamente desataron la polémica, llegando a juicio en donde por obvias razones Isley Brothers ganaron el juicio. Tiempo después el incidente fue olvidado y Bolton cosecho un par de éxitos más, estaba vez con un par de temas originales.

Robin Thicke “Blurred Lines”

En muchas de las ocasiones de plagio piensan que si toman un tenue ritmo nadie lo notará, el detalle es que olvidan que los fans conocen a la perfección las canciones de sus artistas favoritos, ya sea toda la canción o inclusive pequeños tonos de fondo que sin lugar a duda no pueden pasar desapercibidos.

Es el caso de “Got To Give It Up” del legendario Marvin Gaye contra la plagiada “Blurred Lines” de Robin Thicke en compañía de T.I y Pharrell Williams, dejando tal cual el fondo de la canción que inmediatamente llego a las listas de popularidad y a todos las fiestas de ese año.

Su video rebaso los 500 millones de visitas, el éxito fue tal que de inmediato los medios volvieron a regresar la mirada a un Robin que ya estaba olvidado dentro de la música, convirtiéndose este en su mayor éxito que le dejó 7.3 millones de dólares en ganancias; que lamentablemente o afortunadamente tuvo que compartir al perder la demanda.

Son cientos de casos que pudiéramos citar en está nota como la famosa canción que se llego a convertir en un himno mundial “Bitter Sweet Symphony” de los británicos de The Verve al grupo The Rolling Stones, en donde tuvieron que ceder el total de ganancias a la banda de Mick Jagger incluyendo el de los spots publicitarios que lo utilizaron durante esa época.

Dejando como conclusión que es mejor pedir permiso a pagar jugosas multas que pudieran acabar con las finanzas de la banda, incluso las personales.