“No me gustaba mi voz, no pensé que era un compositor”

Entre sus inseguridades y desconfianzas el actual vocalista de los Foo Fighters jamás tomó el papel como compositor cuando Nirvana se encontraba en el cima de su carrera.

Tras la muerte de Cobain y todo el tiempo que transcurrió después de su suicidio, Dave decidió retomar la riendas en la música y comenzar a escribir su primer álbum por su propia cuenta.

“Cuando grabé lo que se convirtió en el primer disco de Foo Fighters [en 1995], no pensé que fuera un disco. Solo quería levantarme y salir a tocar algo, incluso si nadie lo escuchó “, le dijo a CBS en una nueva entrevista.

“Mucho antes de eso, había estado grabando canciones por mi cuenta, y nunca dejé que nadie las escuchara, porque realmente no pensaba que fueran tan buenas”.

No me gustaba mi voz, no pensé que era un compositor, y estaba en una banda con uno de los mejores compositores de nuestra generación. Realmente no quería mover el bote”.

“Esa es la famosa broma: ¿qué fue lo último que dijo el batería antes de que lo echaran de la banda? ‘Hola chicos, tengo algunas canciones que creo que deberíamos tocar’. Así que me las guardé para mí”.

Quién diría que el escritor de algunos éxitos como ‘Everlong’, ‘The Pretender’, ‘Walk’ ‘The Sky is a Neighbourhood’ nunca hubiera imaginado convertirse en el gran compositor que es ahora.