Fue hace un año cuando llego la primera edición de Ultra México, un nuevo festival para los amantes de la música electrónica, mismo que rápidamente se posicionó dentro de la escena por el tipo de escenarios, artistas y producción internacional que involucra.

Para este 2018, su segunda edición, nos presentaron un line up muy prometedor, el cual nos había ganado completamente, y como no si ver a uno de los pioneros del house y techno como lo es Carl Cox, junto al chileno- suizo Luciano, más Tale Of Us, Jame Jones, entre otros artistas prometía una fiesta imperdible. -Justo ‘prometía’-.

Todo iba muy bien en cuestiones de promoción, pero fue hasta el fin de semana 13 y 14 de octubre cuando ya todos estábamos listos para Ultra 2018, menos los escenarios. Así como lo lees. La producción informó que por causas climatológicas la logística del festival se había visto afectada y retrasada.  ¿Ahora qué sigue?

View this post on Instagram

¡Muchas gracias, México! 🇲🇽

A post shared by Ultra México (@ultramexicocity) on

Fueron seis horas de retraso las del primer día, el acceso programado a tempranas horas del día comenzó hasta las 8pm, esto obviamente afectando la presentación de los DJ’s taloneros del festival. Durante la tarde el enojo y la furia de los asistentes se veía reflejado en las redes sociales, donde obviamente todos exigían la calidad de evento que se había prometido.

Comenzaron las actividades, se abrieron las puertas y los DJ’s tocaron los players. En el escenario Resistance se encontraba Seth Troxler, mientras que en el Ultra Main Stage (que por cierto faltaba una U) prendía ya la fiesta Ruben de Ronde. 

Pasaron las horas y el frío de la noche comenzaba a sentirse, pero era más el baile y el calor que ya se hacía presente entre los asistentes, que todos los malos inconvenientes ya habían pasado a segundo termino.

La gente estaba dispuesta a bailar, dejarse cautivar por la música y disfrutar lo poco que quedaba del festival al 100%. Cuando llegó Luciano a la consola, el baile se disparó a su máximo esplendor y solo se escuchaban palmas, gritos y veíamos a gente gozando de su música sin parar.

View this post on Instagram

¡Que noche! @afrojack

A post shared by Ultra México (@ultramexicocity) on

A pesar de los malos ratos, las personas que estaban en Ultra demostraron su amor por la música y pasión hacia sus artistas.  En está edición 2018 la música ganó.

Durante la pista escuche a una chica decirle a su amigo: “Ahora va el papá de los pollitos”, mientras salía uno de los actos más esperados, sí, hablamos de Carl Cox, quien como sabemos rápidamente prendió el baile contagiando su fino tech-house.

¿Acaso valía la pena viajar hasta Toluca, con una pésima organización y  frío insoportable? La música tiene la respuesta, y a veces nos hace hacer cosas contra viento y marea – literal-, con tal de sentir esas 3 horas de magia dentro de tu cuerpo.

¡Gracias Carl Cox por salvar Ultra 2018!