Después de 13 años de mostrar la música y el estilo del rockabilly, los Rebel Cats ahora está afinando los últimos detalles de lo que será su séptimo disco Puro cañonazo, una producción que reversiona a su estilo éxitos de grupos como Café Tacvba, Caifanes y La Maldita Vecindad.

Es un tributo al rock iberoamericano de los años noventa. Es un disco que produjo Jay de la Cueva de una idea que tuvimos desde hace unos años. Habíamos grabado colaboraciones juntos, pero ahora quiso involucrarse en el estudio con nosotros”, explica Vince Monster, vocalista de la agrupación.

Aunque según el cantante quedaron “muchas canciones fuera de este material porque no lográbamos hacer algo interesante y diferente”, lo cierto es que lograron reunir temas icónicos como Gimme Tha Power de MolotovCalaveras y diablitos de Los Fabulosos CadillacsLa dosis perfecta de Panteón Rococó, este último primer corte promocional de este disco.

“Este sencillo fue un gran reto pero ha tenido una gran aceptación. La respuesta ha sido buena porque no se trataba de competir con la versión original, sino hacer algo divertido y diferente”, dice haciendo énfasis en que son los Rebel Cats reinterpretando a su estilo la música de otros grandes del rock.

El trabajo que saldrá a la luz el 4 de octubre es producto de dos años de trabajo que comenzaron cuando la banda ya tenía otro disco con temas inéditos prácticamente listo. La razón por la que decidieron aventurarse a este material conceptual fue para celebrar su carrera, pero también para promover de otra forma su estilo.

Los Rebel Cats celebrarán el lanzamiento de este material el mismo cuatro de octubre con un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional. Un show que dicen “ahora sí es nuestro” y en el que no escatimarán en lo absoluto. “Habrá canciones de nuestros discos anteriores y algunos invitados sorpresa”, adelantan.